Auto Safari Chapin
NUESTRA HISTORIA Cómo nace Auto Safari Chapín
before
after
before
after

Se concibió la idea de crear una reserva de fauna por parte de Don Roberto Berger Lehnhoff y Don Ricardo Mata en el año de 1975, con el fin de conservar y reproducir especies de la fauna Guatemalteca en vías de extinción.

Los primeros animales en llegar a la reserva fueron 15 Venados cola blanca donados por el Señor Rafael Herrera. Luego vino la primera pareja de hipopótamos, así como más adquisiciones de animales silvestres locales e internacionales, algunos en calidad de donación por varias personas.

Después de 3 años de estudios y planificación, se inició por hacer el camino del recorrido, removiendo 75 centímetros de materia orgánica y agregándole balastre, el cual se ha mantenido en excelentes condiciones hasta la fecha. Luego se construyó el ranchón, confeccionado por el señor Horacio García Aguirre, utilizando madera de Teca, sembrada en 1945 por Roberto Berger. De allí se construyo el resto de la infraestructura del zoológico, y además se hicieron las oficinas, taquillas, ventas de refrescos y las piscinas. Durante dos años que duró la construcción se continúo con la adquisición de animales, mientras se reforesto todo el parque con árboles de Caoba, Conacaste, Matilisguate, Cedro, así como varias plantas de croto, clavelón, y bambú, entre otros; abriendo finalmente sus puertas al público el 26 de enero de 1980.

En 1994 se inició un programa progresivo de remozamiento de las jaulas y recintos, en la cual se reduce la necesidad de jaulas y los animales cuentan ahora con un entorno más natural, abierto y acondicionado para sus necesidades específicas. Hasta la fecha se continúa la remodelación para poder mejor mostrar a los animales y que estos cuenten con espacios abiertos donde vivir.

Se ha logrado reproducir con éxito especies guatemaltecas en peligro de extinción como el venado cola blanca, venado huitzizil, coche de monte, jabalí, jaguares, monos araña, monos capuchinos, guacamayas rojo y azul, loros, y pericas.
 

Además se mantiene la colección de especies de otros continentes, para colaborar mundialmente con su reproducción, y que a la vez sirvan para darlas a conocer a los visitantes de la reserva.

Los visitantes pueden admirar fauna africana como el león, rinoceronte, leopardo, jirafas, avestruces, monos vervet y otros. También pueden ver ñandús o reas y llamas sudamericanas, así como antílopes Nilgai, sasín y venado chitales originarios del Asia. La mayoría de estas especies se han reproducido con mucho éxito en la reserva, y continuamos el esfuerzo por mantener una colección abundante y sana.

Nuestro programa educativo ha hecho que estudiantes de escuelas de toda la república visiten el parque, y a través de su visita se les haga conciencia de la importancia de la preservación de la fauna y flora, para que cuando lleguen de regreso a sus lugares de origen, compartan con su comunidad éste mensaje y llamen a la acción a las personas para cuidar su entorno natural.
 

El Auto Safari Chapín espera continuar por muchos años más su labor de preservar y educar a través del recreo y convivencia con los animales.